Tato el Payaso regresa para hacer reír a los más pequeños

Polifacético donde los haya, Tato el Payaso es para los niñ@s algo así como Bruce Springsteen para los adultos. Un ídolo de masas infantiles que en pocos meses ha conseguido que 16.000 personas acudan a la feria a ver su show. Pero, ¿quién se esconde detrás de este personaje?.
Tan alocado y entrañable como el papel que representa, Jorge de la Vega lleva años dedicándose a sacarle una sonrisa a la gente. Formó parte de la famosa familia Aragón, al lado de Rodi y Fofito, con los que viajó durante más de 5 años por España y Europa.
TATOLANDIATras este periplo lleno de experiencias,un buen día decide regresar a Gijón y ponerse por su cuenta junto a su hijo mayor. Así, cuenta Jorge, como al principio “los comienzos fueron duros, actuaba en la calle, a lo que la gente diera y sacaba un dineral. Comencé entonces a hacer galas, cumpleaños, y fiestas. Poco a poco cogimos fama y escuchabas a la gente decir “jolin no existe un sitio donde ir con los niños y estar a gusto”… entonces es cuando surgió  la idea de TATOLANDIA”.
El éxito fue rotundo. ¿La clave?  “Ser uno mismo”, señala Jorge, “hacerles llegar tu seguridad, tu confianza…demostrarles con risas, gestos, palabras que eres uno más, que estas ahí siempre y que solo quieres verlos reir y ser felices…En resumen no vender humo y ser de una forma y luego querer ser de otra. Yo soy Tato y Tato soy yo siempre”.
Sobre Metrópoli Gijón, Jorge tiene claro que una iniciativa de esta envergadura es fundamental para el público en general, para los empresarios y para la ciudad. ” Aportará seguro trabajo, alegría, y turismo, sobre todo, turismo con eso mucha gente ya beneficia a hoteles, restaurantes, comercios..”.
Quien se acerque al festival se encontrará en TATOLANDIA con castillos hinchables, camas elásticas, karts a pedales, pintacaras, globoflexia, magia y muchas sorpresas más como una Ludoteca con personal cualificado y donde los papás podrán dejar a sus hijos sin problema, durante el tiempo que se quiera, a un módico precio. Incluso ofrecerán la posibilidad de darles ellos mismos la merienda o cena con el fin de que los adultos puedan disfrutar tranquilamente de Metrópoli.

Comentarios